Sin duda, una de las habitaciones en las que más empeño decorativo se pone es la de los niños. Se trata de lugares especiales, alegres, en los que los más pequeños tienen que sentirse cómodos. Una de las opciones que más se están afianzando en la decoración son los llamados vinilos infantiles. Su bajo coste y la facilidad que supone su instalación hace que cada vez gane más adeptos.

Personalización completa

Seguramente, en alguna ocasión hayas visto este tipo de adhesivos repetidos sistemáticamente en las grandes superficies. Sin embargo, en las empresas especializadas contamos con un sistema de fabricación en el que cada diseño está personalizado. Cada espacio es diferente y necesita vinilos de un tamaño y color diferente. Están pensados para adaptarse a cada rincón, por lo que el catálogo de modelos es bastante amplio.

Vinilos Infantiles con nombres, Vinilos infantiles con animales, aviones, cohetes e, incluso, vinilos infantiles con frases; sea cual sea tu estilo podrás elegir el diseño que más te guste. Otra opción son los stickers, vinilos de pequeño formato dispuestos en la pared individualmente a modo de mosaico o diseño geométrico. Mini topitos, coronas, estrellas… Son el toque diferente que hará de tu pared un lienzo único.

Una de las novedades más interesantes es el vinilo pizarra rectangular. Con tan solo pegarlo al tabique dispondrás de una pizarra para que tus hijos pinten con tizas tantas veces como quieran. Y lo mejor: sin ocupar el espacio de una pizarra tradicional.

Principales ventajas

Además de la personalización exclusiva, existen otras ventajas que harán que te decidas por este tipo de decoración.

Instalación sencilla: Una de las cuestiones que más preocupan es el montaje. Podrás instalar los vinilos de forma fácil. Lo más probable es que el niño utilice la habitación durante un periodo dilatado de tiempo, por lo que habrá que ir adaptando la decoración conforme vaya creciendo.

Originalidad: Son una propuesta atractiva, llamativa y llena de personalidad. Normalmente las habitaciones infantiles optan por colores pasteles y neutros para no resultar recargadas. Para que no parezcan aburridas, los adhesivos en colores brillantes y destacados son perfectos para resaltarlas sin abusar en la ornamentación.

Precios económicos: Además de ser asequibles para todos los bolsillos, lo normal es que se puedan reutilizar. Con un mismo diseño podrás crear ambientes diferentes sin mayor problema ni desembolso económico.

Sirven para disimular desperfectos en la pared: Ante cualquier mancha o arañazo, son ideales para ocultarlos ya que se pueden pegar en cualquier tipo de superficie.

Si quieres que el cuarto de los más pequeños sea la habitación que más luzca de toda la casa, los vinilos son el toque original que necesitas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies